quarta-feira, 11 de maio de 2016

A volta do milionário do Porto (2)

Folhetim a sério tem vários episódios. Aqui fica, portanto, o segundo capítulo d' O Mistério do Milionário do Porto (na versão espanhola El Misterio del Millonario Portugués, do diário La Voz de Galicia). A língua castelhana tem mais faca e alguidar.




Capítulo 2
«No entiendo por qué mi esposa me denunció», dice el millonario portugués.
El millonario portugués investigado por, supuestamente, intentar asesinar a su joven esposa y exmodelo de 26 años en un hotel de Vigo lo negó todo durante su declaración ante la jueza de violencia contra la mujer. Su interrogatorio duró cuatro horas en la uci del Hospital Álvaro Cunqueiro, donde el implicado está ingresado tras sufrir una insuficiencia cardíaca justo en el momento de la agresión.
Carlos Inácio Pinto, de 56 años, no admite ninguno de los hechos que se le imputan. Niega haber introducido la maza de cantero en la habitación de su hotel y asegura que no golpeó con esta herramienta a su esposa en la cabeza cuando ella estaba de espaldas y se aplicaba crema corporal ante la ducha. El detenido dice no saber nada de las ligaduras que aparecieron dentro de la habitación y niega que hubiese premeditado o planeado una agresión machista. Prácticamente vino a decir que se despertó en el suelo en medio de todo aquel fregado.
Los servicios sanitarios encontraron al hombre en el suelo de la habitación del hotel aquejado de una enfermedad coronaria y con la espalda llena de marcas. Aseguró a la jueza que no sabe cómo apareció en esa posición ni qué ocurrió en la habitación. Insistió en que él no tuvo nada que ver en la agresión a su mujer.
Al concluir el largo interrogatorio, la magistrada del juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Vigo consideró inverosímil la versión del portugués y ordenó su ingreso en prisión, aunque hasta el momento no se ha hecho efectiva esa medida porque el hombre debe seguir hospitalizado.
La tesis judicial es que el millonario se comporta con la conducta típica del maltratador de manual, delincuente que se caracteriza por no admitir su culpa y negarlo todo. Respecto al móvil del intento de asesinato, el juzgado no ve necesario ningún motivo por muy rocambolesca que sea la agresión. En el fondo, el maltratador solo desea mostrar violentamente su poder sobre su pareja.
La esposa aseguró que su matrimonio era feliz e idílico y negó episodios machistas en sus siete años de noviazgo y seis meses de nupcias. No se puede creer lo ocurrido. Según Correio da Manha, E.G.P., regresó a su casa en Vilanova de Gaia con una amiga, recogió ropa y se marchó. Cerró su perfil en Facebook.


Sem comentários:

Enviar um comentário

Esteja à vontade para comentar. E escreva na língua que lhe apetecer, mas escreva bem!